Nuestro Colegio
Pureza de María Bilbao

Historia

Conoce la historia que hay detrás de nuestro colegio. Un relato de perseverancia, constancia e ilusión que nos ha convertido en un lugar de referencia en el ámbito académico y familiar.

Religiosas Pureza de María
Colegio Pureza de María Bilbao
Construcción del Colegio
Apuesta por la mujer
El Colegio hoy
La Congregación Pureza de María nace en 1874 en Palma de Mallorca fruto de la experiencia personal, familiar, pedagógica y religiosa de Alberta Giménez.

Su tarea educativa se concreta en una misión que responde a una llamada de la Iglesia en la persona del Obispo y a una necesidad social como es la educación cristiana de la mujer mallorquina.

La acción del Espíritu amplia esta perspectiva haciendo que la Congregación Pureza de María se extienda por el mundo: Europa, América y África donde sigue desarrollando su labor educativa y asistencial.
El colegio abrió sus puertas en 1943. El obispo de la diócesis había llamado dos años antes a la Congregación Pureza de María, fundada en Mallorca, para que pusieran en marcha un centro educativo en Euskadi. Su objetivo era hacerlo en Bilbao, pero no hubo forma de encontrar un local adecuado, así que tuvieron que trasladarse a Donostia, donde fundaron un pequeño colegio. Finalmente, en septiembre de 1943 encontraron un chalé acorde a sus necesidades, ubicado a la altura del número 27 de Gregorio de la Revilla. El 28 de octubre tres alumnos inauguraron el nuevo colegio: dos niñas, Mercedes y Pilar, y un niño, Oscar.

Pronto el chalé se quedó pequeño y las hermanas tuvieron que buscar una nueva ubicación. La encontraron no muy lejos, en la parcela que ocupan actualmente. Era un enorme solar, situado entre la Gran Vía, Licenciado Poza, Sabino Arana y María Díaz de Haro, propiedad de la familia de Dámaso Escauriaza, consejero fundador del Banco de Vizcaya. El actual edificio fue construido alrededor del chalé.

La Pureza de María lleva 80 años educando en Bilbao al estilo de Alberta que impulsa un camino de renovación desde la Bondad, el espíritu de familia, en comunión con la Iglesia y de la mano de la Virgen, que siempre nos lleva a Jesús.
La encontraron no muy lejos, en la parcela que ocupan actualmente, entonces mucho mayor. Era un enorme solar, situado entre la Gran Vía, Licenciado Poza, Sabino Arana y María Díaz de Haro, propiedad de la familia de Dámaso Escauriaza, consejero fundador del Banco de Vizcaya. El nuevo colegio era un precioso palacete construido en 1909, diseñado como una auténtica mansión señorial. Todos los dormitorios se reconvirtieron en aulas que se diferenciaban entre sí por sus colores -la sala rosa, la sala azul, la amarilla, un sistema habitual dentro de los colegios de la congregación, para dividir a las alumnas por edades, el salón de baile pasó a ser la capilla y el hall, gimnasio o salón de actos según las necesidades. De hecho, el actual edificio fue construido alrededor del chalé, que se situaba en lo que hoy es el patio interior. "Era como una casa de cuento, en una finca inmensa. Los jardines, en la parte de Rodríguez Arias, eran preciosos y se convirtieron en campos de juego. Toda la parte que daba a Sabino Arana era una explanada gigantesca, rodeada de eucaliptos, con un pozo artesano en el medio.
Con la llegada de los años 60, cada vez eran más las alumnas que empezaban a seguir sus estudios hasta bachillerato superior. "Hasta ese momento, la mayoría de las chicas estudiaba solo hasta los 14 años: cuarto y reválida". La Pureza realizó una apuesta fuerte: lograr que fueran más las niñas que llegaran hasta la universidad. "Uno de nuestros objetivos siempre ha sido la promoción de la mujer, desde nuestra fundación. Hicieron una apuesta clara por que las mujeres accedieran a estudios superiores. Esa apuesta se materializó en un nuevo edificio, mucho más grande, que es el que se sigue utilizando hoy en día. El nuevo colegio, más moderno y con mejores instalaciones, se construyó alrededor del palacete original, simultáneamente con la actividad docente. Las alumnas se fueron trasladando según iba construyéndose el edificio: en 1965 las de bachillerato y dos años después el resto, aunque las obras no finalizaron hasta 1970. Un año más tarde, se derriba el chalé. En aquella época cambiaron hasta los uniformes; aunque se mantuvo el característico cuello blanco, se pasó del vestido azul marino, más riguroso, al tejido anterior de cuadros príncipe de Gales. "Antes había incluso un uniforme de gala, para ocasiones especiales, de piqué blanco, con velo y guantes". El edificio, en forma de L con fachadas a Sabino Arana y Rodríguez Arias y seis pisos de altura, fue todo un símbolo de las nuevas tendencias educativas que se seguían dentro de las aulas. "Fue un centro puntero; había laboratorios, laboratorios de idiomas, campos de deportes en los que ya te podías duchar en los vestuarios... Era una referencia.

"Fue un bombazo porque comenzamos una nueva metodología, más enfocado en desarrollar su autonomía: los niños no tenían libros propios, funcionábamos con fichas; tenían que investigar para hacer una unidad didáctica; se trabajaba por objetivos... Se trabajaba mucho la diversidad, las inteligencias múltiples... Hoy en día está a la orden del día, pero entonces fue una ruptura con todo lo anterior".
(Maritxu Perex, exalumna y exprofesora)
En el año 2017 comienzan las obras para remodelación de la fachada, una gran apuesta de futuro y así; el 17 de octubre del 2018 celebramos el 75 aniversario. La conmemoración giró en torno a una Eucaristía, oficiada por el Obispo de Bilbao, Mario Iceta. Seguido de un acto institucional con la presencia de la consejera de Educación del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte, y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, así como parte de la corporación municipal. Además de religiosas relacionadas con el colegio de Bilbao, Antiguos Alumnos y todo el personal del colegio, actual y antiguo.

Instalaciones

Nuestras amplias instalaciones ofrecen un sinfín de posibilidades para desarrollar, de manera cómoda y espaciosa, cualquier tipo de actividad física e intelectual.

Información destacada

Cocina propia

Capilla

Biología, física y química

3 laboratorios

Tecnología

Taller

Canchas de fútbol- sala

Capacidad para 70 personas

Sala de usos múltiples

Piscina cubierta de 312,5m2

Piscina semiolímpica

2 Comedores

Patio exterior

Audiovisuales

Canchas de voléibol

Biblioteca

Piscina cubierta de 72m2

Piscina

2 gimnasios interiores

Gimnasios

Polideportivo

3 Oratorios

Canchas de baloncesto

Salón de actos

Comunidad
Educativa

Nuestra comunidad educativa está formada por más de 114 profesionales que lideran y coordinan las distintas áreas, departamentos y servicios de nuestro colegio.

Equipo directivo

H. Raquel Martínez García

Directora General y Directora Pedagógica de E. Primaria

H. Carmen Teresa Vilar

Directora Pedagógica de ESO y Bachillerato

H. Esmeralda García Villar

Directora Pedagógica de E. Infantil

Pilar Falagán Cano

Coordinadora de ESO y Bachillerato

H. Xaviera Saravia Navas

Coordinadora de Pastoral

Equipo directivo ampliado

Nuria Páramo Santos

Coordinadora de 3º y 4º ESO

Aitziber Landa Serrano

Coordinadora de 1º y 2º ESO

María Díez

Coordinadora de EP

María Cascos

Coordinadora de EP Primer ciclo

Idurre García

Coordinadora de EP Segundo ciclo

Leire Galache

Coordinadora de EP Tercer ciclo

Esther Artola

Coordinadora de EI